sábado, 14 de agosto de 2010

Originalidad


¿Qué es una idea original? Una que he pensado por mí mismo en el marco de mis límites y cuya expresión roza esos mismos límites.

*

Hasta antes del Romanticismo, el lugar privilegiado de la originalidad lo ocupaba la imitación. La originalidad existía, pero en los márgenes, y recibía otro nombre: (in)genio.

*

Acaso sería mejor, más admirable, pretender la origenialidad.

*

Las mayorías contemporáneas buscan obsesivamente ser originales. Su originalidad, sin embargo, es efímera, subordinada al efecto inmediato y la referencia obvia. Aunque a veces creativa, la suya es una originalidad contenida, limitada, irreflexiva, pendiente de las demandas dominantes.

*

Ni autor ni personalidad. La ambición: convertirse en una marca. En el logotipo estilizado al frente de una playera.

*

Si la originalidad, con su hálito amargo, no corroe las estructuras, sólo es hipocresía. Pose. [Y aquí originalidad es sucedáneo de vanguardia]

*

La originalidad es ante todo una certeza subjetiva, irrenunciable.

*

Ser original significa, ante todo, ser crítico —de uno mismo.