lunes, 15 de febrero de 2010

Desgracia

Desgracia es una novela. Es, también, una película. Puede ser, pienso, la ejecución de un experimento, la demostración de una tesis doble a propósito de un fenómeno único, a saber, la crisis y la imposibilidad del Romanticismo.

Su crisis, en el mundo contemporáneo.

Su imposibilidad, desde siempre, en la periferia del mundo.



***

Desgracia, de Coetzee, aquí. Desgracia, de Jacobs, acá.

También allá afuera, en las calles.


martes, 9 de febrero de 2010

Conversar

Existen, para mí, cuatro tipos de interlocutores:

1. Los que pienso que me entienden,
1.1. y objetan
1.2. o conceden
1.3. o preguntan
1.4. o niegan.

2. Los que pienso que creen que me entienden.
2.1. y conceden
2.2. o preguntan
2.3. o niegan.

3. Los que pienso que no me entienden,
3.1. pero genuinamente fingen interés
3.1.1. escuchando
3.1.2. o asintiendo
3.1.3. o dialogando neutralmente
3.1.3.1. con afirmaciones redundantes
3.1.3.2. con preguntas elementales.
3.2. y no les interesa entenderme.

4. Las mujeres,
4.1. que entienden,
4.2. o no,
4.3. o entienden otra cosa.